5 consideraciones a la hora de planificar el cableado estructurado

La planificación del cableado estructurado puede ser uno de los mayores desafíos cuando se trata de establecer nuevos proyectos de construcción o de añadir cableado a las estructuras existentes. Si se hace correctamente, el cableado estructurado puede proporcionar al inquilino de un edificio un sistema cohesivo que ofrezca un servicio ininterrumpido. A continuación se exponen cinco consideraciones importantes a la hora de planificar el cableado estructurado.

1. Interior o exterior

¿Sus cables se colocarán en el interior o en el exterior? Esta decisión afecta en gran medida a la disposición de los cables y al tipo que se utiliza. Los cables de exterior deben instalarse de una manera específica para que funcionen con la mayor eficacia posible. En cambio, los cables de interior deben instalarse de forma que no interrumpan la estética del edificio.

Hágase esta pregunta: ¿Ha considerado la importancia de utilizar cables de enterramiento directo incluso en PVC para evitar grandes cortes y excavaciones en caso de que el cable se dañe por el agua, las heladas u otros actos de la naturaleza?

2. ¿Qué tipo de ancho de banda va a necesitar?

Esta es una gran preocupación para las empresas que van a transmitir una gran cantidad de datos a través de sus redes. Si sus cables estructurados no pueden soportar la cantidad de ancho de banda que su organización requiere, puede dar lugar a algunos problemas graves y tener un impacto negativo en el resultado final.

3. Mudanzas, adiciones, cambios y la ubicación de sus muebles

¿En qué medida sus cables estructurados soportarán los movimientos y cambios, a veces denominados MAC? Este es un aspecto de la planificación del cableado estructurado que es fundamental para proporcionar escalabilidad y flexibilidad a la estructura. Si sus cables estructurados no soportan los movimientos, será muy limitante para los inquilinos del edificio. Considere la probabilidad de que sea necesario cambiar la disposición de los cables en el edificio en cuestión.

¿En qué parte del edificio se ubicarán los escritorios, las mesas de conferencia y los racks de servidores? Esta información desempeña un papel fundamental a la hora de planificar la distribución del cableado estructurado. Ciertos tipos de mobiliario pueden admitir un tipo específico de cableado, lo que significa que tiene que estar seguro de que el cableado que instale coincide con el mobiliario que se utiliza en el edificio. Si no es así, podría dar lugar a un espacio de oficina poco atractivo o que no funcione tan eficazmente como podría.

4. Planificación de las ubicaciones de la MDF y la IDF

Mucha gente no se da cuenta de que los distintos tipos de cable están limitados en cuanto a su recorrido. Por ejemplo, se supone que el cable de red no puede extenderse más de 300 pies y si se extiende más allá, la señal puede perderse en los dispositivos del borde.

Para aquellos que no estén familiarizados con los términos MDF e IDF, piense en MDF como el centro de su equipo y en IDF como los radios. Si se planifica correctamente dónde está el sistema de cabecera y luego se planifican los radios, se puede asegurar que los tendidos de cables nunca sean demasiado largos y que cualquier cambio en la línea sea menos laborioso.

5. Normativa gubernamental

Algunos estados y ciudades exigen el uso de un tipo específico de sistema de cableado basado en la forma en que se establecen las redes eléctricas municipales. Asegúrate de conocer bien estas normativas antes de empezar a diseñar tu cableado estructurado. Si tiene alguna duda, póngase en contacto con el organismo gubernamental que supervisa las normativas de cableado estructurado en su zona y vea lo que dicen sobre las normas vigentes en materia de cableado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.